La respuesta de IRCC a una cuestión recurrente … ¿hasta dónde puedo llegar en el procesado de mi fotografía?

La respuesta de IRCC a una cuestión recurrente … ¿hasta dónde puedo llegar en el procesado de mi fotografía?

El revelado digital es el procesado básico y completamente necesario para la creación de la fotografía final. Al disparar en RAW no obtenemos una imagen en sí, sino una gran cantidad de datos almacenados en el momento del disparo, que después han de ser interpretados, optimizados y procesados para conformar el JPG final, mediante ajustes tales como: temperatura de color, brillo y contraste, luces y sombras, intensidad y saturación, nitidez, reducción de ruido, etc.

De una parte, estos ajustes básicos que forman parte del revelado digital, no deben alterar la esencia de la fotografía original en el contexto de la fotografía de naturaleza o fotoperiodismo. De otra, las herramientas de procesado disponibles en la actualidad permiten al fotógrafo realizar múltiples y sofisticados ajustes, tanto a nivel global como zonal sobre una fotografía, lo cual puede dificultar o hacer banal cualquier intento de evaluación o medición sobre el nivel de procesado aplicado sobre la imagen original.

Actualmente no existen criterios unificados que determinen cuales son los límites en el procesado de una fotografía. No hay más que prestar atención a extractos de las bases de cualquier concurso internacional de fotografía, donde se ponen de manifiesto inconcreciones como las siguientes:
- Únicamente se permiten ajustes moderados globales
- Solo se admitirán ajustes moderados de contraste, enfoque, reducción de ruido y un uso no abusivo de herramientas de iluminación u oscurecimiento.
- La fotografía ha de ser muy similar a la imagen original según el fichero RAW de la misma.
- Se permiten ajustes menores y razonables en el procesado.


Es por tanto evidente, que los debates sobre los niveles de procesado admisibles, la inexistencia de estándares y criterios objetivos, o la generalidad de las disposiciones de las bases de certámenes fotográficos, conllevan una subjetividad absoluta y la disparidad de criterios que impera, denota una clara demanda de revisión de los procedimientos y metodología aplicados en la revisión de fotografías.

Las carencias de recursos tecnológicos, o de capacidad de gestión con origen en limitaciones de tiempo o recursos humanos, conllevan que, en una gran mayoría de certámenes de fotografía, los controles y verificación del revelado sean una especie de caja negra con procesos desconocidos y sin garantías para espectadores o fotógrafos participantes en certámenes de fotografía.


· ¿Qué criterio sigue IRCC para determinar si una fotografía es certificable?

IRCC utiliza un software que permite obtener datos matemáticos de variaciones entre una fotografía original y su versión revelada, a través de algoritmos de cálculo que miden las diferencias de luminosidad y diferencias cromáticas reflejadas en los valores 0 a 255 de cada uno de los píxeles de la imagen para los canales Gris, Rojo, Azul y Verde. Se trata por tanto de una referencia cuantitativa exacta y objetiva, que permite concluir la aceptación de una fotografía como certificable en base al establecimiento de las variaciones porcentuales de diferencias por cada canal entre el original y el revelado.


Los valores máximos de procesado establecidos como límite y que proporcionan la concesión de certificaciones IRCC, se han determinado después de un diagnóstico comparativo de una muestra de más de 1,500 fotografías admitidas en diferentes concursos internacionales de fotografía, midiéndose las diferencias en términos de valores de canal por píxel, entre archivos JPG editados con respecto a sus archivos RAW originales.

A través de los datos matemáticos comparativos procedentes de la muestra de imágenes antes mencionada, hemos obtenido una referencia objetiva de las variaciones porcentuales promedio y máximo por canal que corresponden a las imágenes procesadas actualmente consideradas como "válidas o aptas" por concursos internacionales.

En base al estudio preliminar detallado, IRCC ha establecido los límites máximos de variación porcentual aplicables en la comparativa entre el fichero JPG editado y el RAW original, que determinan la aceptación de un fichero JPG como certificable. El valor porcentual concluido como límite máximo de la diferencia entre el JPG revelado y su RAW original, y que permite obtener la certificación sobre una imagen, es de un 30% sobre cualquiera de los canales Gris, Rojo, Azul o Verde. Este límite se corresponde por tanto con los valores de procesado actualmente “en uso” y aceptados implícitamente por los certámenes internacionales de fotografía, habiendo por tanto transformado “reglas o parámetros” subjetivos recogidos en bases de esos certámenes, en una valoración cuantificada y objetiva sobre la que sustentan las certificaciones IRCC.

Las certificaciones IRCC son pues otorgadas a las imágenes JPG con porcentajes de variación entre los archivos JPG y RAW / DNG, inferiores al 30% tanto a nivel global como por área (división de la imagen en 9 zonas).

Además, las certificaciones IRCC se registran con información adicional sobre el nivel de variación encontrado entre JPG editado y RAW / DNG original. Por lo tanto, se proporciona la siguiente información interna para las imágenes certificadas:
- A: % de límite de variación inferior al 14%
- B: % de límite de variación inferior al 22%
- C: % de límite de variación inferior al 30%

Estos porcentajes intermedios no implican en modo alguno una categorización o escala de certificación discriminatoria, sino una mera referencia de niveles representativos de procesado resultantes en cada imagen, que permitan ofrecer al fotógrafo una guía o posición de aproximación a límites, indicativa para futuras solicitudes de certificaciones. Las certificaciones con referencia “C” son tan válidas u óptimas como aquellas “B” o “A”, toda vez que se ha podido efectuar un procesado óptimo dentro de los límites de edición.

· ¿Pero cómo puedo saber si el revelado de mi fotografía me permitirá poder certificarla?

IRCC no establece recomendaciones sobre metodología de revelado, sin valorar por tanto en modo alguno los flujos de trabajo individuales en el procesado de imágenes.

Se ha de tener presente que cualquier acción de edición sobre la fotografía original, como pueda ser la aplicación de contraste, saturación, corrección de color, modificación de luminosidad, enfoque, reducción de ruido, ya sea de forma global o zonal, conlleva variaciones en los valores de los píxeles de cada canal (Gris y RGB), los cuales serán objeto de evaluación posterior para determinar el grado de procesado sobre la imagen original.

Los ejemplos a continuación expuestos tienen como objetivo mostrar la correspondencia entre acciones sobre valores de ajuste de parámetros de revelado y la variación porcentual resultante para los canales Gris/RGB entre el JPG editado y el RAW original.


Se han llevado a cabo 3 procesados distintos sobre el original, con las siguientes características generales y valores concretos de ajustes:


Estos ejemplos pretenden únicamente ilustrar o mostrar referencias de revelado que no tienen porqué ser consideradas como óptimas, sino simplemente ser indicativas del nivel de edición entre el JPG y su RAW original, referenciado sobre las variaciones porcentuales de los canales Gris/RGB como medida de las acciones de revelado.


TEST 01